Cómo preparar una conferencia · Exap

Coaching de idiomas para ejecutivos y profesionales · Exap

ES » Blog » Cómo preparar una conferencia

(0) 14/09/2016 12:36h

Cómo preparar una conferencia

Cómo preparar una conferencia

OBJETIVOS

Si tenemos que enfrentarnos a una conferencia o presentación, debemos conseguir que nuestro público se mantenga atento y motivado, y que el contenido que vamos a transmitir pueda ser asimilado fácilmente. Para ello la información que compartamos debe resultar valiosa para el que la recibe y ser presentada de una forma amena e interesante.
 
En primer lugar, es fundamental definir claramente el tema sobre el que vamos a hablar, qué queremos transmitir y el objetivo que queremos alcanzar con nuestra conferencia. 

ENTORNO

Una vez que nuestra misión está clara, procederemos a analizar y comprobar el entorno en el que se va a desarrollar.
 
Si vamos a utilizar sistemas audiovisuales, hay que revisar que funcionen perfectamente, así como cualquier otro elemento que vayamos a utilizar.
 
El aforo de la sala también es importante y procuraremos siempre que vaya en concordancia con el número de asistentes que se espera recibir.

GUION

Cómo preparar una conferencia

Centrándonos ya en la conferencia en sí misma, nos será de gran ayuda elaborar un guion en el que estén ordenados los temas a tratar, que podremos consultar si perdemos el hilo. Sin embargo, el discurso no debe ser una simple sucesión de ideas, sino tener un desarrollo similar al de un relato  contado con naturalidad
 
El uso de material audiovisual como la proyección de diapositivas o el uso de vídeos cortos también puede ayudarnos a seguir el guion que nos hemos marcado y a apoyar nuestro discurso. 

TIEMPO

Debemos tener en cuenta de cuánto tiempo disponemos y cuánto tiempo queremos que dure nuestra exposición. En general lo más apropiado es que sea inferior a una hora.
 
Para asegurarnos de no sobrepasarnos, es una buena idea que nos cronometremos al prepararla.

LENGUAJE

El discurso debe ser acorde al lenguaje e intereses de los asistentes. Debemos expresarnos de forma apropiada y correcta, huyendo siempre de muletillas, lapsus producidos por olvidos, e interrupciones de los asistentes, cuyas preguntas o comentarios deberán ser relegadas al final de la presentación.
 
Los silencios son importantes y forman parte del desarrollo del relato, así como la confianza y la firmeza con la que lo contemos.
 
El tono de voz también debe estar en sintonía con el tamaño de la sala y debemos asegurarnos de que se nos escucha con facilidad incluso al fondo de la misma.
 
Puede ayudarnos el utilizar preguntas para introducir temas y usar frases cortas y concretas.

LENGUAJE CORPORAL

Otro tipo de lenguaje, pero también fundamental, es el corporal. Este debe señalar una actitud positiva y comunicativa, que se consigue manteniendo el contacto visual y manteniéndonos activos y en movimiento para aportar dinamismo. Sin embargo, hay que evitar el moverse nerviosamente y sin parar. Lo ideal es que nuestra postura apoye nuestras palabras y muestre seguridad y convicción.
 
También son importantes nuestras manos, que pueden ser muy expresivas si las movemos al mismo ritmo que nuestras palabras.

CONSULTAS

Llegados al final de la conferencia, normalmente suele abrirse una ronda de preguntas y consultas para aclarar posibles dudas. Debemos tener el tema muy preparado para ser capaces de realizar cualquier aclaración.
 
Es recomendable proporcionar algún dato de contacto a los asistentes para que puedan comunicarse con nosotros en el futuro.

Informate ahora
Coaching, Productividad, Teaching
Anterior Siguiente

Comentarios (0)

Haga un comentario

Escriba el código anti Spam

Aviso legal y Responsabilidad de los comentarios